Se dan cuenta que hay días en los que sólo piensas…Ésto no puede ponerse peor. Luego hay días donde sabes que todo mejorará. Están esos días donde haces todo bien y te sientes mal. También hay días donde eres feliz sin razón.

La vida es una mezcla de momentos; buenos, malos, feos, regulares, tormentosos, frustrantes, todo hace que sea una montaña rusa de emociones. Pero así es. No hay más, creo que todo depende desde que ángulo lo mires.

Te hablo a ti, sí tú, piensas que todo se junta y que se acabará el mundo, cuando en realidad tu mundo es tan grande que eso que te agobia ni siquiera es importante.

Frases sin sentido que se juntan, caras que parecen conocidas que nunca has visto en la vida, sonidos que te reconfortan, luces que ya conoces, y tú cantando sin entender porqué.

Viva la vida es esa canción que refleja todo eso que no entiendo, pero también todo eso que debo celebrar. Sin razón o con todas las razones del mundo. Cada que la escucho siento esa energía que entra por mis pies, recorre todo mi cuerpo, me inyecta y tengo que bailar, o por lo menos saltar sin control. Esté sola o acompañada, esa canción me mueve, me recuerda que lo malo es tan malo, que va siendo bueno. Que lo bueno puede ser mejor, y que si me quedo quieta veré la vida pasar sin poder cambiar algo.

Martin la escribió en uno de los momentos más críticos de su vida personal, además de que se inspiró en la vida de una mujer eternamente atormentada, sin embargo la canción refleja todo lo contrario. ¿Cómo lo hizo? Supongo que es algo similar a cuando estás entre toda la gente luciendo espectacular pero sintiéndote mierda por dentro, y logras que nadie se de cuenta.

Pero así es la vida, vívanla.

– Nh