“Lo que tú quieres no tiene nombre.
Lo que no tiene nombre no existe.”

– Pizarnik

¿Cuántas veces nos hemos sentido perdidos?
Sin camino, sin rumbo,
con un temblor en el corazón sin razón,
sin freno;
a todo eso también le llamo suerte.

Es que la gran distancia al caer de un abismo se compara al hundir tus oídos en esta canción, te pierdes en la infinidad que crea el ritmo de tus pasos sobre la tierra húmeda recién bañada. Después de partir olvidas la angustia y puedes escuchar tu voz y los silencios de las palabras. Perderse no es malo, es algo necesario para poder encontrarnos lejos, en altamar; después de un largo vagar.

– Nude

Fotografía: Nude