You are so brave and quiet I forget you are suffering.
– Ernest Hemingway

Soy de las que piensa que la soledad es algo que se tiene que saborear y beber cuanto quieras, la pesadilla empieza cuando ya no disfrutas de tus ratos libres, de las tares de café en tu balcón o de reír con tus pensamientos. Hay momentos en la vida en los que no quieres sentir el calor de la soledad porque te quema el alma, no soportas ni el ruido de tus pisadas y justo en ese tiempo es necesario recurrir a tu cama, un cigarro y al sonido de las guitarras de John Frusciante. Respirar y pensar que todo va estar bien y que el refugio con uno mismo puede ser más sanador que nada.

– Nude

Fotografía: Nude