Tengo un crush con un desconocido, bueno, no es del todo un desconocido, el detalle es que sólo lo “conozco” por Internet. Podría parecer un poco estúpido y sin sentido enamorarte de alguien con quien únicamente platicas por mensajes de texto, alguien a quien nunca has tenido de frente. Nunca has escuchado su voz. Lo sé, no tiene tanto sentido, pero me ha pasado y creo estoy metida en un buen lío.

Lo conocí por aquel lejano año 2010 (y digo lejano porque creo que el tiempo sí pasa rápido), intercambios de mensajes, bromas, jajajás… – “Oye, te mando un beso”, – “Yo te mando un abrazo”, -“Ojalá nos conozcamos pronto”, -“Sí, sería fabuloso y nos vamos por una cerveza”. Jajajás, más jajajás. -“Escucha esta canción, ¿te gustan los Deftones?”, -“Claro, ¿y a ti?”, -“Uff, los amo”. Entonces en ese momento sentí las mariposas en el estómago, sí, esas cursilerías.

Cuando conoces a alguien que ama a la misma banda que tú, sobran las palabras, no necesitas más referencias. La música es la protagonista de mi vida y saber que ese gusto estaba en medio de nosotros fue un rayo chocando con fuerza en mi corazón. Le gustan los Deftones, tiene que ser ese chico, es él. La música siempre tendrá el poder de unir ideas, sueños, ambiciones, personas, sin importar las distancias geográficas.

Dejaré que los Deftones nos reúnan en el mismo espacio y tiempo, esperaré.

– Romi TO