Estábamos en su coche
Y no pude contenerme.
Las lágrimas empezaron a salir de mi ojo izquierdo.

“I’ll sing it one last time for you
Then we really have to go”

Se fue.
No me abandonó, pero se fue.
Se fue a seguir su camino.
Siguiendo su meta, algo que ya había planeado por meses.
Yo sabía que se iría, estaba segura, pero él nunca me dijo cuándo.

“And I can barely look at you
But every single time I do
I know we’ll make it anywhere
Away from here”

Se fue.
Y me dio gusto, me dio mucho gusto por él.
Porque por fin logró lo que quería.
Yo lo necesito aquí, pero el mundo necesita de él allá afuera.

Se fue.
Y algo en mí se apagó.
Él era ese empujón cuando no me atrevía a avanzar.
Se fue y ahora tengo que dar pasos más largos.

Se fue.
Y hay días que lo escucho susurrar:

“Light up, light up
As if you have a choice
Even if you cannot hear my voice
I’ll be right beside you dear”

Se fue.
No puedo paralizarme.
Tengo que aprender a estar sola.
Tengo que seguir destellando luz.

Se fue.
Me siento sola.
Siento que los espacios son más pequeños
La gente alrededor no me entiende.
Y lo escucho susurrar de nuevo:

“Have heart my dear
We’re bound to be afraid
Even if it’s just for a few days
Making up for all this mess.”

Se fue.
Estoy adaptándome a mi vida otra vez.
Se fue.
Pero cuando quiero llorar, en mi cabeza escucho su voz.

“Light up, light up
As if you have a choice
Even if you cannot hear my voice
I’ll be right beside you dear”

-Nh