Ten cuidado con lo que deseas, la mayoría de las veces si de verdad lo quieres, las cosas se acomodan para que se vuelvan realidad. Suena a choro de hada madrina, pero en mi caso sí pasa, tal vez no cuando lo quiero pero eventualmente cuando estoy lista, las cosas pasan.

Cuando entré a trabajar godinezcamente, de lo primero que me di cuenta fue de que no podía abrir youtube, ni spotify, ni soundcloud, mucho menos 8tracks ¿Cómo esperan que trabaje y sea eficiente sin música? Llevé todos mis cds, le pedí a varios amigos que me compartieran música por dropbox hasta que ¡oh sopresa! También bloquearon dropbox. Después de escuchar tus discos favoritos diario van perdiendo el encanto.

Así que me volví una cazadora de música, una profesional, buscando música en la web que pudiera pasar el filtro antimúsica de la empresa, tarde pero encontré mi dealer musical; los podcasts. ¿qué son esas cosas? Pues resulta que hay gente como yo que quiere compartir sus conocimientos y gustos musicales, y se dedica a hacer podcasts, seguro hay razones más científicas atrás de los podcasts, pero así es la magia del internet si sabes buscar te da todo lo que quieres.

Así que entre más los escuchaba más me gustaban, me inspiraban, descubría música nueva y además me ponían de buenas. Después de tanto escucharlos, me dije a mi misma: ‘quiero hacer un podcast algún día’, le conté la idea a algunos amigos, y después de algún tiempo heme aquí diciendo babosadas y poniendo música que me gusta para compartirla con ustedes.

El concepto de este podcast es darles mi perspectiva de #musicjunkie, de conciertos y festivales en México. Mientras salen más festivales a los cuales pueda ir, este podcast saldrá a la luz mensualmente. Cualquier queja o sugerencia estaré al pendiente de sus comentarios

Escúchenlo, si les gusta recomiéndenlo y si no, sólo déjenlo pasar, son 20 min que tal vez puedan ayudarlos a descubrir su nueva canción favorita o sólo reírse un rato con mi voz de ñoña.

-Nh