Conforme vas creciendo van cambiando tus gustos musicales. Pero siempre hay un común en cada estilo que vas adoptando, si te gusta acabas moviendo el pie o la cabeza, aunque no sea una canción ‘bailable’.

Para los que todavía no saben o los que no han entendido el concepto, nosotros [todos los que colaboramos en este blog] somos una sociedad que sufre de tarantismo, estamos enfermos y queremos contagiarte. El tarantismo es altamente peligroso e incurable. Puede llegar a controlarse dándole dosis del antídoto adecuado pero siempre vivirá contigo.

El tarantismo es un transtorno caracterizado por un impulso incontrolable de bailar. No a todos les sirve el mismo tipo de antídoto, cada quién tiene algún tipo que le funciona mejor, alguna canción, un álbum entero, una fiesta, música nueva, un concierto en vivo, hay que estar en la búsqueda constante del alivio. Diferentes géneros musicales, siempre habrá cura solo unas funcionan mejor que otras.

Para mí ‘Pogo’ de Digitalism es un remedio infalible, desde los primeros segundos hace que se me enchine la piel, inmediatamente me empiezo a mover, voy agarrando el ritmo conforme la música va avanzando.

“But I’ll be out of this space as soon as you tell me
Where the night is
You have to set up

A veces funciona la música solamente, otras te clavas en lo que dice la canción y en el significado que le das, pero muy pocas tienen ese combo, esta lo tiene. Además el video es una representación de la energía de la canción, abstracto, muchas tomas, diferentes ángulos, stop-motion, lo tiene todo y de repente… min 2.23. De ninguna otra manera me imagino que podría ser mejor, ese juego de luz y oscuridad donde empieza la calma como si fuera el mar…se calma para tomar fuerza y sacar una ola gigante que te pega en el pecho y te da la fuerza para terminar la canción.

“Yeah, pogo
Theres something in the air, pogo”

Un escape, una terapia, algo que te hace sentir mejor. Te alivia, al final es dejarse llevar por la música sin importar nada ni nadie, conectarse con uno mismo y dejar que la música te sane. Esa es nuestra adicción; necesitamos música que nos eleve, nos haga vibrar y nos de la dosis que necesitamos para poder seguir con nuestras vidas. Eso es padecer Tarantismo.

– Nh