“Sólo recuerdo la emoción de las cosas.”

-Antonio Machado

¿Nunca se han levantado muy temprano sólo para ver un amanecer y tomar café?, ¿nunca han besado a alguien por el simple hecho de que les gusta en una fiesta, sin estar ebrios?, ¿nunca han intentado hacer una melodía con un instrumento que en su vida habían tocado?

Cada vez que hacemos algo sin razón, sólo por que sí, siento que crecemos. A veces no tenemos que pensar mucho las cosas, sólo decirlas o hacerlas. Este texto, más que narración, es una invitación a hacerle caso a los consejos de su mamá, a sonreírle al vecino, a escuchar esa canción que te pasó tu ex, ir a comprar un libro de poesía de un autor que no conozcas, caminar sin rumbo, probar una nueva cerveza, buscar a esas amistades viejas, hacer nuevas amistades, bailar toda la noche, tirarte en el piso a escuchar el disco de Jamie XX, salir a caminar con tu hermana, dejar el celular a un lado, a cambiar todo lo que no nos gusta en nuestras vidas. Hay cosas simples que alimentan el alma y nos hacen mejores versiones de nosotros mismos, debemos estar en la búsqueda de todo aquello que nos satisface y nos hace felices, que a veces es eso que nunca nos atrevemos a hacer.

Tal vez la idea es dejarnos caer profundo. Ahí sabremos, al menos, lo que ya no queremos con nosotros.

– Nude

Fotografía: Nude