La semana pasada tuvimos chance de platicar un rato con Marco Alarcón, baterista de Camilo VII, nos dijo que el 25 de junio vendrán a Querétaro y nosotros aprovechamos para hacerle un par de preguntas sobre la banda y los conciertos a los que van a ir.

¿De qué color es la música de Camilo VII?

Colores de fiesta. De hecho para esta gira traemos una instalación de luces neón que diseñamos con unos amigos, las luces van sincronizadas con la música, así que ayudan a armar una buena fiesta.

¿Cuánto tiempo llevan desde que inició el proyecto?

Con Camilo Séptimo llevamos desde 2013, pero llevamos mas de 10 años conociéndonos y ya habíamos tocado en otros proyectos. En 2013 todo se acomodó para tocar juntos: se terminó un proyecto de Manuel y Erik y durante meses se dedicaron a hacer música, luego entró Jonás y al final yo. Nos gustó cómo sonaba y nos aventamos, nos metimos en directo a grabar al estudio.

Algunas personas podrían pensar que todo esto ha sucedido en 3 años, pero en realidad ya llevan más.

Sí, 10 años o más. Toda esa amistad que teníamos desde antes, nuestros gustos similares, si nos ha ayudado a forjar todo esto, desde entonces ha sido trabajar mucho en el proyecto y nunca dejarlo.

¿Qué es lo que les dirías a las bandas nuevas que quieren llegar al siguiente escalón?

No desesperarse, sí se sufre mucho, hay mucha decepción, y hay que tocar mucho. Nunca hay que dejarlo, hay que trabajar mucho. Y una las cosas más importantes para que una banda funcione, es la comunicación entre todos, encontrar un punto medio de todas las ideas.

¿Cómo ves la escena independiente en el país?

Ahora ya hay más movimiento, más apoyo. Hay una nueva oleada de bandas en todo el país. Las redes y las plataformas como Soundcloud o Bandcamp ayudan mucho. Los foros también han ayudado muchísimo, antes sólo había un circuito.

¿Qué bandas nos recomiendan escuchar?

Honne, Foals, My Morning Jacket. Tenemos un playlist compartido en Spotify de bandas hermanas:

¿De los conciertos que se avecinan este año a cuáles van a ir?

Tame Impala ya está apartado, todos vamos. Para Radiohead, no alcancé boleto, no sé qué voy a hacer, pero no me lo puedo perder. Hace poco fuimos al Lunario a ver a una banda de Rusia que se llama Pompeya eran muy buenos, lo malo es que estaba medio vacío.

¿Hablando del Lunario, cómo les fue?

Increíble, fue de lo mejor al momento, fue increíble para todos, siempre nos hemos llevado sorpresas así. El Lunario fue lo mejor para arrancar esta gira, es un lugar bastante íntimo, nos sorprendimos y estamos muy contentos.

¿Cómo se siente tocar en el Lunario?

Pues siempre antes de tocar hay nervios, pero la gente y su vibra te hace sentir muy bien, es de lo mejor, al momento que está arribas y ves la respuesta del público te olvidas de todo.

¿En su acto en vivo tocan versiones diferentes de sus canciones?

Tenemos algunas versiones especialmente para tocarlas en vivo, alargamos las canciones, tenemos más fiesta, en vivo nos acompaña un amigo percusionista, y le mete un poquito más de feeling para bailar, un poco de bongoes, en vivo tenemos un sonido más latino.

¿A ustedes qué les gusta más, grabar en estudio y después salir a tocar o primero andar tocando y después que maduró el asunto, pasarlo a estudio?

Creo que cada parte es importante, divertida e interesante. A nosotros nos encanta estar en el estudio, de hecho acabamos de salir, ya tenemos nuevo material. En el estudio te metes más, es más preciso, estás ahí con el productor moviéndole, estudias y todo el asunto. En vivo puedes desarrollar más la idea, más de improvisación. Las dos cosas nos encantan, son igual de importantes.

¿Hay algo que te gustaría decirle a quienes lean esta entrevista?

Nos vemos el 25 de junio en Tribeca, vamos a llevar toda nuestra instalación Neón, y queremos pasar un buen rato, seguro que sí, porque Querétaro está increíble, y pues…a echar fiesta (risas). (Boletos > Boletia)

– Wilbert Enrique Berdeja