Summer, verano, temporada de vacaciones, sol, playa, noches de fogata, campamento, viaje en carretera, amigos, libertad, ¿te suena familiar? Sí, ¿por qué? ¿realmente has vivido todo eso? Tal vez no, pero por qué es una idea tan típica de lo que debería ser un verano?

En gran parte por que la mercadotecnia ya nos ha vendido la idea de lo que es un “verano”, ¿pero qué pasa cuando no es posible viajar? Tal vez nunca has conocido la playa, no hay tiempo, hay responsabilidades o ni siquiera tienes vacaciones por el trabajo y lo más cercano a la idea del verano es el calor pesado por las tardes.

Si dejamos a un lado la parte comercial del verano, ¿qué nos queda?

Una noche fresca en la azotea viendo las estrellas, un viaje express de fin de semana, el sonido de los grillos, si hay suerte ver las luciérnagas, agua muy fría, ir a una alberca o mejor una guerra de globos de agua para calmar el calor, eso y muchos momentos más son los que hacen especial un verano.

Si puedes salir de viaje o te quedas en casa, no importa, lo importante es que disfrutes el clima como la perfecta excusa para pasar un buen momento.

¡Bienvenido el verano!

– Morada