Vamos a embriagarnos.
Vamos a embriagarnos y no precisamente con alcohol.
Vamos a embriagarnos de la vida.
Vamos a embriagarnos con un beso.
Vamos a embriagarnos con la música.
Vamos a embriagarnos de nuestra soledad.
Vamos a embriagarnos con un roce.
Vamos a embriagarnos de miradas perdidas.
Del olor del ayer.
De sueños rotos.
De promesas incumplidas.
De lo efímero.
De lo que duele.
De lo que se perdió.
De lo que no volverá.
Vamos a sentirnos vivos.
De nuevo.

– Steph CB