La depresión nos llegó el día lunes 14 de marzo al despertar y saber que todo ya había terminado. Todos tendríamos que regresar a nuestras actividades de costumbre como a la escuela, otros tantos a sus trabajos godínez o tan solo a sus ciudades, después de vivir un fin de semana tremendo en la Ciudad de México gracias al Festival Nrmal.

Nrmal prometió mucho desde que lanzó el lineup completo aunado a una serie de actividades previas al festival, desde conferencias hasta showcases. Nrmal te invita a llegar sin ninguna expectativa, invita a sorprenderse, a explorar, conocer y enamorarte al primer sonido.

Así que desde el día viernes, todos parecían niños esperando la llegada de los reyes magos. Ya para el día 12 y 13 de marzo nos hundimos en el Deportivo Lomas Altas. Quisimos ser puntuales para no perdernos nada de la sede. Llegamos a ciegas y con una sed por conocer música nueva.

Todo comenzó puntualmente. A las 2:00pm ya sonaba en el escenario Azul, Camera banda originaria de Berlín que con sus riffs hipnóticos recibían al público con una bocanada de buena vibra.

Tras un comunicado Haciendo el Mal no pudo dar pie a su presentación tan esperada. Debido a que el padre del guitarrista sufrió una embolia y la banda en solidaridad canceló su presentación. Pero esto no causo algún inconformismo ya que el público se mostró respetuoso ante ello.

Si tuviera que elegir el soundtrack para aquellas pesadillas de las tres de la mañana, elegiría definitivamente a la poesía de (SIC). (SIC) es un acto muy experimental y crudo en vivo, difícil de digerir pero su propósito no es estar en esa línea banal de “sonar bonito”, sino provocar nuevas sensaciones para los oyentes.

Aloa Input desde Alemania, llenó nuestros corazones de colores, y de sabores dulces. Uno de nuestros actos preferidos. Mientras que Los Walters iban contagiando a la audiencia con ese sonido caribeño/tropical que tanto los caracteriza, haciendo bailar a todo aquel que se posaba debajo del sol.

Uno de los más grandes representantes del rock-garage se apoderó tremendamente del escenario Rojo, así es, estamos hablando de San Pedro el Cortez. Con este acto, Nrmal nos demuestra su esencia de hacer lo que te gusta sin importar nada. Sin pudor y con algunos tragos encima, San Pedro nos regaló de su punk tijuanense posando desnudos frente al público lleno de slam.

Entramos en euforia y en mood: dance con Empress of gracias a su pop experimental. Dejándonos completamente satisfechos después de escuchar a Lorely Rodríguez, (cabe descartar que es una propuesta con un gran futuro). Para después dar paso a Deerhunter, uno de los mejores actos del día sin duda, envolviéndonos en un panorama lleno de nostalgia y felicidad, interpretando Desire Lines, Breaker, Living My Life y Nothing Ever Happened.

NRMAL_día_1-3

Ya con toda la emoción de la noche posamos en el escenario azul para ver A Place To Bury Strangers los cuales se apoderaron del público haciendo volar nuestras cabezas, con guitarras distorsionadas y enredándonos en un hoyo negro lleno de ruidos sonoros. Una presentación en vivo meramente brutal.

NRMAL_día_1-7

Para el segundo día nos topamos con propuestas íntimas, emocionantes y provocativas desde actos como Grenda, la vitalidad y ritmo de Gnucci, pasando por Jenny Hvalcon, The Body y Baltazar, quienes con su su misticismo y sonidos oscuros nos hicieron estremecer entre cada acorde de DueleImperio.

Gnucci

The_Body

Processed with VSCOcam with c3 preset

Processed with VSCOcam with c3 preset

El atardecer fue más que hermoso, cuando Jaakko Eino Kalevi nos inundó con su synth-pop. Mientras tanto la noche caía y para las 18:50hrs, Mitú, proyecto Colombiano comenzaba la fiesta, haciendo bailar a todos bajo una atmósfera de luces neones, mezclándonos en loops frescos.

Jakko_2

Mitu

El trío Neoyorquino de Battles con los ángulos de sus canciones nos hizo despegar del suelo. La potencia de la batería y los samplers hizo que el público quedara maravillado, cerrando supremamente con The Yabba.

Battles_3

Battles_2

La espera había llegado y la banda más representativa del shoegaze posaba frente al escenario. Slowdive fue la presentación más esperada, congregando a una gran cantidad de oyentes que soltaron lágrimas y dejaron a flor sus sentimientos tras escuchar Crazy Four You, Allison y Golden Hair. De los actos más memorables para México. Gracias Nrmal porque sin ustedes no hubiese sido posible.

Slowdive

Con su séptima edición el Festival Nrmal, nos demostró que es uno de los festivales con mayor propuesta de la escena musical en México y que año con año nos deja exultantes, saciados y con ganas de regresar por más.

– Steph CB

Fotografía: Nh/Denisse Tourette