“When you move on
the universe moves with you”

– Rune Lazuli

Dentro, muy dentro de mí, sabía que lo estaba perdiendo: su risa ya no era la misma, en nuestras caminatas nocturnas ya no me contaba sus historias de infancia, había esa sensación de que ya no estaba conmigo, de que en algún momento dejó de funcionar como antes, simple y con sinergia. Me cuestiono qué pasó, cuál fue el error, qué dejamos de hacer para estar bien.

No sé bien en qué momento dejamos de hacer armonía en pasos, respiro profundo y aprendo que hay veces que no se puede forzar al destino, sólo agradecer de haber tenido la gran oportunidad de conocer a alguien como nunca más nadie lo podrá hacer. Tomo mis audífonos y aleatoriamente llega Bye Bye Macadam, y la idea de tomar camino a la carretera que me queda mucho que viajar.

– Nude