Relatos de un Perdedor

Existe un pequeño ego entre los seres solitarios; podríamos perderlo todo menos ese orgullo que camina junto a nosotros por la senda del perdedor y que a diario nos coloca los audífonos para escuchar lo que tiene que decirnos . A lo mejor nadie nos espera en casa pero la música no nos abandona, aquí encontrarás solliloquios musicalizados para que pierdas tu tiempo.
“…no estoy perdido entre la niebla escucho a Hendrix, mi amor”