Las despedidas son raras. Más cuando son anticipadas.

Hace un par de meses, Ella dijo finalmente de que se mudaba.

No hubo drama, Ella nunca ha sido así. ¿Y yo?, contrario a mi costumbre, no exploté; sólo me sentí raro.

En esos tiempos estaba conociendo a The Horrors y en un track del álbum Skying, encontré la descripción sonora de lo que sentía.

¿Qué son las despedidas?
Nos separamos, se cierran ciclos, la vida sigue, pero los recuerdos aún viven. La nostalgia es bienvenida y no se puede negar la huella que quedó en nosotros, sin importar qué tan pequeño fue el cacho de vida compartido. Y por más vueltas que le demos al asunto, no queda otra opción, más que estar agradecidos.

Se marchó y un abrazo y un te quiero en una calle gris quedarán en mi mente como un “hasta pronto” junto a un mar que no tiene final.

– Rollos