Los amigos son las mejores personas que pueden llegar a tu vida sin tener que buscarlos, son con quien disfrutas pasar la vida y cada momento. Es cierto lo que se dice, que a los verdaderos los cuentas con los dedos de la mano, por eso, cuando sientes que tienes un amigo, no lo sueltas y lo cuidas con mucho cariño. Es un lazo fuerte que se construye tanto con el tiempo como con la intensidad de los momentos compartidos.

A mí me ha pasado que mis amistades más fuertes se han construido porque compartimos gustos musicales. Sí, empezamos hablando de música, diferentes géneros, discos, conciertos y si coincidimos en gustos, ya no hay vuelta atrás, la amistad se construye, se fortalece y no existirá algo realmente grande que pueda destruirla.

Quizá no podamos vernos todos los días o no vivamos en la misma ciudad, pero el gusto musical compartido enlaza nuestras vidas y lo que la música ha unido, ni el mismo hombre lo podrá separar.

Con especial dedicatoria a aquellos amigos que he conocido en conciertos y que han compartido mi alegría y éxtasis por vivir la música:

– Romi To