¿Quién no amaneció alguna vez
varias veces en la misma noche,
y al salir el sol, le cubrió la oscuridad?
– Carlos Aymí

Algún día déjame diseñar tu casa, con un domo que enmarque la luna sobre tu cama, con una terraza pequeña para ver el atardecer y tomar vino con tus amores. Tu baño tendrá una bañera para que relajes, leas y escuches a … Tus muros serán pintados de blanco satín para que cuando entre el sol brillen y los puedas adornar de tus pinturas y tus cuadros; excepto la cocina, esa la pintaremos de “amarillo mostaza”, ese que dijiste que te gustaba como el color de mis pantis y la adornarás con plantas. El comedor será pequeño y de madera, tu sala tendrá un gran ventanal con vista al mar y un espacio para un gran librero. La puerta será tipo rústica de color verde seco, con una camelina en su rededor.

Tu recámara, de ahí no querrás salir, tendrá pisos de madera para que puedas estar descalzo y en época de calor puedas dormir desnudo en el piso, le dejaré dos ventana porque sé que te gusta ver la lluvia caer y que en invierno entre el sol y caiga sobre tu cama. Dejaré un espacio para una mesita con buena iluminación para tus arranques de escribir a medio día, con vista al jardín chiquito.
Déjame diseñar dónde vivirás, quiero ser tu hogar una vez más.

– Nude

Fotografía: Nude